Tras muchas de las reuniones técnicas que mantenemos a diario, nos encontramos que lejos de disminuirse el uso de aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp y similares, su utilización en el ámbito empresarial es cada vez más intenso, y ello a pesar de que la descarga de la aplicación, se permite por parte de la empresa, con finalidad, exclusivamente ceñida al ámbito privado.

whatsapp

Por ello, para aquellas empresas que venís realizando uso de este medio para comunicaros con empleados, clientes, proveedores, etc., os avisamos y recomendamos lo siguiente:

1º) La aplicación es de uso “privado y particular”, lo que quiere decir que si por Whatsapp se detecta un uso “comercial publicitario”, podría ser suspendido el servicio en cualquier momento, con la consiguiente pérdida de información.

2º) Imaginando que se “tolerara” dicho uso, es necesario para operar adecuadamente con la gestión de los contactos del teléfono:

  • Contar con un fichero inscrito a tales efectos en la Agencia Española de Protección de Datos e informarlo al destinatario de nuestra comunicación.
  • Remitir las comunicaciones comerciales solo con quienes tenemos el consentimiento para ello, bien por contar con una relación comercial anterior, o por haber obtenido sus datos de una fuente lícita.
  • Si remitimos comunicaciones comerciales, deben contar con el aviso de finalidad “Publicitaria”, y el espacio habilitado para negarse a recibir dichas comunicaciones, revocar el consentimiento y darse de baja
  • Las comunicaciones publicitarias pueden ser consideradas como publicidad agresiva y podrían ser sancionadas por contrarias a la Legislación sobre competencia.
  • Como por el momento, no hay convenio con EEUU sobre Protección de Datos, (tras la ruptura del acuerdo sobre Puerto Seguro y mientras se pone en marcha el nuevo Escudo de Seguridad), las comunicaciones a través de WhatsApp deben ser autorizadas por la Dirección de la Agencia de Protección de Datos, salvo que contemos con consentimiento expreso del titular de los datos que recibe la comunicación, dado que se trataría de una transferencia internacional de datos.